CONTEMPORÁNEOS

CHEMA MADOZ

 


José María Rodríguez Madoz (Chema Madoz) nació en Madrid en 1958. Cursó la carrera de Historia del Arte en la Universidad Complutense de Madrid al tiempo que estudiaba fotografía en el Centro de Enseñanza de la Imagen.

En 1985 tiene lugar su primera exposición individual y, con el paso de los años, su proyección se hace cada vez más internacional, exponiendo en diferentes galerías y museos europeos y americanos.

En España es, además, uno de los fotógrafos más conocidos y, dada la fuerza y originalidad de su trabajo, es frecuente ver sus obras en portadas de libros y revistas de disciplinas muy diversas.

Aunque en algunas de sus primeras obras aparecían seres humanos, desde la década de los noventa, Chema Madoz ha centrado su trabajo en la fotografía de objetos a los que modifica o acentúa alguna cualidad convirtiendo las obras en auténticos poemas visuales. Madoz se considera un escultor de objetos que trabaja desde el punto de vista de un fotógrafo y utiliza la fotografía como registro de la memoria.

Quizá el atractivo de la obra de Madoz sea a la vez su mayor dificultad: conseguir imágenes tan poderosas a partir de objetos cotidianos que, sometidos a diversas transformaciones, producen un efecto sorprendente.

 

Dos obras de Madoz de, respectivamente, 1998 y 1999

 

La fuerza de las imágenes de Madoz hace que sea de uso frecuente en portadas de libros o revistas así como en publicidad. Aquí, se utiliza la idea de una de sus obras para un anuncio de ayuda a personas sin hogar a cargo de una agencia israelí.

 

"Chema Madoz. Objetos 1990-1999". Catálogo de la exposición de 1999 en Museo Reina Sofía

 

"Chema Madoz. 2000-2005". Catálogo de su exposición de 2005 en la Fundación Telefónica.

 

"Chema Madoz" (Ed.Polígrafa, 1999)

"Chema Madoz" ( Ed. La Fábrica, Photobolsillo 2002). Obras entre 1985 y 2002.

"Fotopoemario" fotos de Madoz acompañadas de poemas de Joan Brossa.

 

chemamadoz.com Página oficial del pintor madrleño.

Ilusionario estuvo allí: Madoz en la Fundación Telefónica.

En Marzo de 2005, con motivo de su exposición en la Fundación Telefónica, se organizaron diversas actividades en torno al fotógrafo, entre ellas, dos encuentros con el artista. Nosotros estuvimos entre los privilegiados que acompañaron a Madoz en un recorrido por su propia exposición.. El acto tuvo dos partes bien diferenciadas: en la primera, un tanto surrealista por la cantidad de gente que había, cientos de personas intentamos a duras penas acompañar a Madoz a lo largo de la exposición mientras él se detenía en algunas de las obras. En la segunda, más organizada, se abrió un turno de preguntas al artista.

Durante el encuentro Chema Madoz nos comentó cómo había utilizado por segunda vez en su carrera el tratamiento digital para la imagen de la jaula que contiene una nube (sin embargo, no utilizó ninguna herramienta digital para su cuchara con sombra de tenedor)

 

Asimismo explicó cómo tuvo que esperar dos meses para que le prepararan en una tienda la llave con un agujero en forma de cerradura (desde entonces decidió elaborar él mismo los objetos que necesitara), cómo dio forma pacientemente a la pieza de puzzle de agua con la ayuda de un palillo mojado o como la disposición de unas piedras en la playa le sugirió la idea de la huella hecha precisamente a base de piedras.

Aquí citamos sólo algunos comentarios que recordamos de memoria pero se refirió a otros muchos trabajos así como a aspectos generales de su obra. El acto resultó una experiencia muy interesante, tan solo empañada por la cantidad de gente allí reunida. Un acto de ese estilo se aprovecharía mucho con un grupo más reducido. Aunque como dijo una vez Michael Stipe, cantante de REM (cito de memoria), "todo el mundo dice que preferiría escucharnos en locales más pequeños, pero, claro, todos querrían estar en esos pequeños locales".   

 

 

Arriba

 

Índice Siguiente>