ILUSTRACIÓN

ANUNCIOS

 

Publicidad antigua Publicidad moderna

Publicidad antigua.

Un ejemplo de publicidad electoral de 1918. Una multitud de personas forma el rostro del presidente Woodrow Wilson. Bajo estas líneas se ve en detalle la barbilla 

 

 

 

Otros dos antiguos ejemplos de publicidad ilusoria. A la izquierda la marca de cigarrillos "Gallahers" utiliza la ilusión del pasillo (el hombre 3 parece más grande que el 1 siendo idénticos) para su anuncio de 1913. A la derecha, Marcel Duchamp aprovechó un anuncio de camas (firmado con fecha 1916-17) para introducir una cama imposible, en un adelanto a la introducción de este tipo de figuras.

 

Este anuncio de jabones presenta una calavera en forma de postimagen. El texto explica la forma de poder visualizar el "fantasma" y lo adorna además con una cita del "Hamlet" de Shakespeare.  

 

Los siguientes anuncios antiguos aplican diferentes versiones de la ilusión de Jastrow. De izquierda a derecha y de arriba a abajo: un anuncio de la bebida "Puremalt", un anuncio de abrigos (en la que los personajes estudian sus propias imágenes), un anuncio de frenos de bicicletas y la tarjeta de presentación de un ilusionista

 

 

 

 

Publicidad antigua Publicidad moderna Arriba

Publicidad moderna

 

El eslogan de esta campaña de Levi´s es "Juntos damos la bienvenida al día de la victoria". Parece un título rimbombante para un anuncio de pantalones,  pero si ampliamos la esquina inferior derecha...

  

Este anuncio de Ford oculta parcialmente uno de sus nuevos coches mediante círculos de diferentes colores. Si uno entorna los ojos o se aleja de la imagen puede ver el vehículo con más nitidez.

 

Dos anuncios de la campaña Nobel de 2003 en las que hay figuras con ambigüedad visual. Los rostros de la pareja de la izquierda forman un corazón mientras que la luna negra es a su vez parte del sol. 

 

El magnífico anuncio de Axe (como ejemplo de publicidad, más allá de su sexismo) que se reproduce a la derecha juega con un ángulo determinado de la cámara que permite que el hombro del protagonista del spot adquiera en las primeras imágenes el aspecto de un cuerpo femenino. Además de la fuerza de las imágenes, consigue el objetivo (insistimos, no especialmente ético) de relacionar el desodorante con la atracción sexual.

El "Istituto Europeo di Design" lanzó este anuncio en el que un cerebro está generado a partir de figuras humanas, al más puro estilo de Arcimboldo o Kuniyoshi. Este bello póster creado por Rafal Olbinski pertenece a una campaña en contra de las drogas y recibió diversos premios en 1994.

 

La marca "Absolut" siempre se ha distinguido por introducir el diseño en sus anuncios. De entre los numerosos ejemplos elegimos estos tres del gusto de Ilusionario. El primero presenta una figura imposible, el segundo utiliza la ilusión de Ouchi, mientras que el tercero recuerda a la ilusión del Cafewall

 

"El todo es diferente de la suma de sus partes": magnífica recopilación de anuncios basados en ilusiones ópticas de la que aquí os ofrecemos los tres primeros capítulos.

 

 

 

Publicidad antigua Publicidad moderna Arriba

 

 

Índice Siguiente>