PERCEPCIÓN

INVERSIÓN PERCEPTUAL

 

Mujer joven o anciana Pato o conejo Otros ejemplos

Ver nueva versión La ilusión de la mujer joven y vieja

Mujer joven o anciana

El cerebro, cuando se le presenta una imagen, agrupa los elementos que aparecen en ella según unos principios de organización. Pero a veces, al aplicar esos principios existen varias "buenas interpretaciones" entre las cuales existe ambigüedad y el cerebro puede pasar de una a otra. Es lo que llamamos "inversión perceptual"

La figura "ambigua" más legendaria es sin duda esta mujer/vieja (¿ve las dos?), creada por el dibujante W.E.Hill en 1915 y estudiada por Boring en 1930. Normalmente uno ve primero una de las dos (yo veo mejor la vieja) pero con un poco de atención (y ayuda) se consigue ver la otra con cierta facilidad

Estas son dos versiones de la clásica imagen. La primera pertenece a un cartel publicitario de principios de siglo XX y la segunda es una versión de G.H.Fischer en la que, rizando el rizo, pueden verse hasta tres rostros diferentes (añadiendo un señor cuyo bigote es una estola que cubre el cuello de las damas). ¿Alguien da más?.
Otro trabajo de G.H.Fischer en la que un rostro esconde la figura completa de una mujer (el pelo de ambos es el mismo pero la nariz del rostro es el brazo de la mujer, que se encuentra sentada y agachada).

            

Mujer joven o anciana Pato o conejo Otros ejemplos Arriba

Ver nueva versión La ilusión del pato y del conejo

Pato o conejo

 

La versión más famosa de la ilusión del pato y el conejo es la de Jatrow (a la derecha) y apareció por primera vez en una revista de humor alemana.

Es un conejo cuyas orejas formarían el pico de un pato boca arriba.

Otras versiones de la ilusión: una versión de cuerpo completo de Ehrenstein de 1930 (a la izquierda). La segunda, de aspecto más moderno, circula por la red y esta página de la facultad de psicología de una Universidad de Moscú también la atribuye a Ehrenstein. De la versión del "pato tumbado" desconocemos su origen.

Dos curiosidades: una marca de cerveza americana ha adoptado el pato/conejo como símbolo de su marca y, a la derecha, un ejemplo de apariencia "real" que circula por la red.
Esta versión fue realizada por la la tira de comic "Ripley´s Believe it or not", muy popular en la primera mitad del S.XX

 

Artículo de John F. Kihlstrom  acerca de la ilusión del pato y el conejo

 

Mujer joven o anciana Pato o conejo Otros ejemplos Arriba

Otros ejemplos

Presentamos a continuación otros ejemplos. En los ejemplos más difíciles se pueden leer pistas sin más que situar la flecha del ratón sobre la imagen o leer sus Propiedades con el botón derecho.

Si situamos la cabeza a la izquierda sería un ganso. Si la situamos a la derecha, un halcón.

Este primer ejemplo puede representar dos aves diferentes (un halcón o un ganso) según uno considere la cola a la izquierda o a la derecha.

La ceja izquierda es el cabello del chico mientras que la nariz del hombre es el rostro de la chica. La boca del hombre esconde los brazos.

Es una sirena. El ojo derecho del hombre es la cabeza y el izquierdo un pez. La nariz es un brazo y el bigote el final de la cola.

Algunos ejemplos más humanos. La primera imagen es de 1884. Quién diría que el hombre barbudo esconde una pareja besándose (de cuerpo entero y ella con "look a lo caperucita"). Probablemente Freud, cuyo rostro en esta caricatura de postal refleja parte de sus inquietudes. Completan esta serie una cabeza de hombre que esconde algo más y a la izquierda el rostro de un niño (¿o son dos rostros que se miran de perfil?). 
En esta imagen idílica se puede encontrar el posible futuro de la pareja que observa el paisaje.

Las ramas esconden la silueta de un bebé (a la izquierda la cabeza y a la derecha los pies)

Si mira de lejos la imagen de la izquierda sin duda verá un labio (extraño, sí, pero un labio). Pero, si inclina la cabeza hacia la derecha y observa de cerca el labio superior, creerá que empieza a tener los síntomas de Freud. 

Este ejemplo funciona mejor en papel. Presente esta imagen tapando bien el 12 y el 14 o bien la A y la C y pregunte qué signo ocupa el lugar central. El mismo ejemplo lo hemos encontrado con gran fuerza en la puerta de esta vivienda (¡en realidad es una B!)

 

Mujer joven o anciana Pato o conejo Otros ejemplos Arriba

 

Índice Siguiente>